Proyecto de Ley

Buscan declarar Monumento Histórico Provincial al “Faro Claromecó”

Política 21/06/2022 . Hora: 19:35

Lo hizo el diputado provincial Emiliano Balbín a través de un proyecto de Ley. También quiere declarar de Interés Legislativo el 100º aniversario del Faro, que se celebrará el 20 de octubre de 2022 en la localidad de Claromecó, partido de Tres Arroyos. Y un reconocimiento a quienes interfirieron las comunicaciones inglesas durante la Guerra de Malvinas.

A través de dos iniciativas parlamentarias, el diputado de Juntos busca declarar Monumento Histórico Provincial al “Faro Claromecó”, por su envergadura e historia concerniente a la guerra de las Islas Malvinas; y de interés legislativo el centésimo aniversario del mismo, que se producirá en octubre de este año.

Foto: Ricardo Pristupluk - LA NACION

Para ver el proyecto de Ley: https://bit.ly/3y98GeR

En el proyecto de Ley se prevé además entregar el “Diploma de Honor al Valor o Arrojo”, en los términos del Artículo 7 de la Ley 14.622 de la provincia de Buenos Aires, por su labor desde el Faro Claromecó intercediendo en las comunicaciones militares inglesas, consiguiendo de esta manera información para el Ejército Argentino, a los claromequenses Omar Ángel López Cabañas (Post Mortem); Carlos Ernesto Bancur; Susana Ferrando (Post Mortem); y Hugo Cortes.

Para la presentación, el legislador trabajó en conjunto con el concejal Carlos Ávila, el consejero escolar Lucas Brítez, y todo el bloque de concejales de Juntos de Tres Arroyos.

Foto: Ricardo Pristupluk - LA NACION


El Faro y su historia

Este faro se encuentra en el Partido de Tres Arroyos, próximo a la desembocadura del arroyo Claromecó, y está ubicado en el balneario homónimo. Su construcción obedeció a la necesidad de tratar de evitar que los buques se aproximen a los bancos arenosos típicos de la zona, y que dificultan la navegación costera. Por ello, el faro puede visualizarse a una distancia de 25,9 millas náuticas de la costa.

PUBLICIDAD

Tiene su torre de mampostería con franjas horizontales blancas y negras, una altura de cincuenta y cuatro (54) metros, con un diámetro de base inferior de ocho (8) metros, y un diámetro superior de cuatro (4) metros. Cuenta con 278 escalones hasta la garita, y por la noche cuenta con luz blanca de tres (3) destellos cada treinta (30) segundos. Los trabajos se iniciaron en diciembre de 1921 y casi un año después, en setiembre de 1922, se terminó la construcción

“Lo que destaca a este Faro más allá de su construcción y de ser uno de los más altos de latinoamérica, es su rica historia con la guerra de Malvinas”, señaló Balbín en los fundamentos de su iniciativa, y agregó: “durante la Guerra (de Malvinas), el pueblo se vio revolucionado, y el Faro de Claromecó fue sede de una ambiciosa e impensable operación de espionaje contra las fuerzas armadas británicas. Y no por parte de un grupo adiestrado ni por comandos militares, sino que la tarea estuvo a cargo de un grupo de vecinos y un radioaficionado”.

“Omar Ángel López Cabañas era un apasionado de su actividad como radioaficionado, con una notable capacidad que supo complementarla con una fuerte dosis de patriotismo durante los setenta y seis (76) días en los que permaneció atento -junto a dos amigos- rastreando en toda frecuencia posible al enemigo inglés, desde el faro de Claromecó”, señaló Balbín.

Días previos a que se declare la guerra entre ambas naciones, López Cabañas pudo escuchar que un radioaficionado mencionó la presencia de fuerzas militares argentinas en Malvinas. Habría obtenido ese dato porque conocía a la propietaria de la frecuencia. Era la esposa del jefe del correo de Malvinas. Ahí fue como el claromequense se enteró de la presencia militar en las islas del Atlántico Sur. 

Los militares argentinos, enterados de esta intercepción, lo llamaron para confirmarle la noticia, y además para pedirle asesoramiento en la compra de equipos, porque, según ellos mismos dijeron, los que tenían estaban obsoletos.

PUBLICIDAD

Con la guerra declarada López Cabañas diseñó la antena para la frecuencia que estimó que los buques ingleses tenían, y le dio un croquis a Carlos Bancur, que era el antenista que él tenía, y entre los dos subieron al faro y la montaron. A Omar lo acompañaron los claromequenses Susana Ferrando, Hugo Cortes, y el mencionado Bancur. Por otra parte en la costanera Gay Montangero, experto en telegrafía, y Pedro Dolbergt, de Labardén, que estaba en el faro con uno de los transceptores.

Este trabajo que hicieron los vecinos de Claromecó durante el conflicto bélico estuvo en todo momento coordinado con las autoridades militares de la Base Naval Puerto Belgrano, en Coronel Rosales.

Y utilizando este trabajo articulado con Puerto Belgrano, también lograron advertir otro método con el cual el enemigo filtraba información. “En un momento escuchó la BBC de Londres con un nivel de señal que no le cerraba. Eran señales muy intensas. Orientó la antena nuevamente, ubicó el ángulo y llamó a Puerto Belgrano. Momentos después le pasaron el ángulo de recepción, trazó la recta y sorpresivamente la BBC de Londres estaba en la isla Ascensión. Casi se cae de espaldas”, comentaron.

Finalizado el conflicto desde el gobierno inglés se contactaron con López Cabañas porque estaban interesados en la antena que había diseñado. Finalmente, invitado por Plessey, una fábrica de radares inglesa y de componentes electrónicos, tuvo una entrevista en la fábrica sobre temas técnicos de la antena y le pidieron -si fuera posible- acceder a diseñarla para la frecuencia que ellos necesitaban.

diputado provincial Emiliano Balbín

Aporte Solidario

Tu contribución nos ayuda a seguir construyendo un periodismo distinto de calidad y autogestión.
Contribuir ahora
Comentar esta nota
Agroecología
Hay que simpatizar siempre con la alegría de la vida. Cuanto menos se hable de las llagas de la vida, mejor.
Turismo en el Sudoeste Bonaerense
Clima en SudOeste B.A.
Cultura / Un día como hoy