ACUÍFERO PUELCHE

Contaminación: Detectaron químicos de la planta de fertilizantes Atanor en uno de los acuíferos más importantes del país

Estudios de la Autoridad del Agua indicaron que la polución se dio en proximidades a la planta, en San Nicolás, que tuvo un incidente en marzo por la que fue clausurada.

Ambiente 07/07/2024 Hora: 11:24
Contaminación: Detectaron químicos de la planta de fertilizantes Atanor en uno de los acuíferos más importantes del país
Contaminación: Detectaron químicos de la planta de fertilizantes Atanor en uno de los acuíferos más importantes del país

A poco más de tres meses de la explosión de la fábrica que Atanor tiene en San Nicolás, estudios realizados por la Autoridad del Agua de la provincia de Buenos Aires (ADA) arrojaron que las aguas del acuífero Puelche fueron contaminadas con atrazina, uno de los productos que manipulaba la firma en el momento que estaba en funcionamiento. 

Desde el incidente, está clausurada y los vecinos siguen reclamando para que la reubiquen y para que les brinden agua envasada ya que desconfían del suministro de la red. Además, refirieron que continúan con problemas respiratorios.

Los análisis se conocieron durante las protestas que, una vez por mes, realizan los vecinos del barrio Química contra la firma para que reubique su planta, cuestión que está judicializada.

En concreto, los resultados de las pruebas tomadas por la ADA arrojaron que el acuífero Puelche, que abastece a San Nicolás y a otras ciudades bonaerenses además de servir como punto de extracción para que la empresa desarrolle sus actividades industriales, presentó restos de atrazina, compuesto químico utilizado para la fabricación de agroquímicos, en muestras tomadas en mayo del año pasado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Daño ambiental: Atanor deberá pagar 150 millones de pesos por contaminar de manera irreversible el río Paraná

El estudio que llevó adelante la ADA, la máxima autoridad en materia de agua en la provincia de Buenos Aires, se desarrolló sobre tres pozos de abastecimiento y cuatro de monitoreo en la zona de la planta de Atanor, en los que detectó presencia de atrazina y sus derivados.

PUBLICIDAD

Desde la ADA señalaron que “se cuantificó presencia de plaguicida y se solicitó a la firma presentar informe de revisión de las instalaciones y de las prácticas de manipulación de los productos utilizados, y realizar un estudio de caracterización del sitio en relación a los valores encontrados”.

La explosión en la planta de Atanor se registró alrededor de las 3.30 del 20 de marzo de este año. Foto: gentileza Gabriel Godoy.

Tras el incidente de marzo de este año, la ADA analizó pozos, red y planta potabilizadora del servicio municipal de abastecimiento de agua (que, aclararon, es una fuente de alimentación mixta entre los pozos de explotación y una toma de agua superficial del río Paraná), específicamente en zonas cercanas a la fábrica. “Se obtuvieron, en todos los casos, resultados no cuantificables para atrazina”, indicaron.

Este medio consultó si se iban a repetir los estudios para verificar si los derivados de atrazina continúan en el acuífero, a una mayor profundidad, pero no recibió respuesta.

A los estudios del ADA se sumaron evaluaciones hechas por Greenpeace respecto del suelo. El análisis llevado adelante por la ONG advierte que tras la explosión y a pesar de que la empresa limpió la zona y hubo lluvias, se detectaron niveles de atrazina en pisos, paredes, plantas y autos cercanos a la fábrica.

PUBLICIDAD

 

Preocupación de vecinos

Luego de que se conocieran los resultados, vecinos del barrio pidieron a la Municipalidad que les provea agua envasada porque no confían en el suministro de la red.

“No tuvimos respuestas oficiales, veremos después de esta movida”, expresó al medio TN Gabriel Godoy, vecino de la planta de Atanor, luego de una manifestación llevada adelante en conjunto con Greenpeace en la puerta de la fábrica, que continúa clausurada.

Los vecinos refieren que a pesar del cese de operaciones, se sienten aún fuertes olores en el ambiente. “Seguimos con problemas de respiración. No tanto como cuando la empresa funcionaba al 100%, pero persisten”, aseguró Raúl Giles, otro de los vecinos del barrio.

Vecinos y activistas de Greenpeace se reunieron frente a la planta de Atanor en San Nicolás para protestar contra el accionar de la empresa. (Foto: Greenpeace) Por: Osvaldo Tesoro

También sumó su preocupación por la contaminación del agua y añadió: “No tuvimos respuestas del municipio. Ojalá que se pueda solucionar porque así no se puede vivir”.

“Estamos a la deriva, nadie nos defiende. Es increíble que nadie tome cartas en el asunto”, se lamentó.

 

Acuífero contaminado

El acuífero Puelche abarca una región que comprende las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, que llega hasta La Plata en dirección al sur. De este sistema subterráneo, ubicado a unos 50 metros de la superficie, se abastece, en parte, San Nicolás y otras localidades bonaerenses.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ecocidio: tras la explosión de la planta de ATANOR, encontraron restos tóxicos en los barrios cercanos

No es simple estimar la magnitud de la contaminación de sus aguas, aunque, por su dirección, la misma se extiende aguas abajo; es decir, hacia el sur.

“Cada contaminante se comporta diferente. La atrazina es más densa que el agua, tiene cierta solubilidad, pero no tanta. El agua es un agente de transporte de contaminantes, como un auto que lo lleva y que se va acomodando en función de sus características”, explicó Marta Paris, decana de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Se tomaron muestras de tierra y agua en la zona de la explosión. (Foto: Greenpeace)

Y agregó: “El agua, dentro de un acuífero, se mueve y puede arrastrar contaminantes que pueden ir cambiando por varios motivos. El Puelche tiene una extensión grande. En el caso de una contaminación, hay que ser muy cauto para saber qué pasó y cómo se volcó ese contaminante. Siempre teniendo en cuenta que hay una contaminación confirmada”.

En tanto, Paris remarcó que se considera contaminación “cuando una sustancia es agregada a un ambiente, al agua subterránea en este caso, por una actividad humana. Y la atrazina no es natural del ambiente subterráneo”.

“Se debe evaluar cómo proceder con la remediación del sitio, cómo sacar el contaminante y cómo disponerlo. O evaluar cómo se sigue”, consideró.

 

Causa en movimiento

El abogado Fabián Maggi, que lleva adelante la demanda por la reubicación de la empresa, detalló que “hay mucho movimiento en la causa”.

Al respecto, adelantó que este viernes hubo una audiencia entre la jueza Luciana Bancalari, que entiende en la causa, y funcionarios del Ministerio de Ambiente de la provincia.

“La empresa pide que se levante la medida cautelar para volver a funcionar. El primer intento fue rechazado”, indicó el abogado, además de resaltar que la ADA presentó sus análisis, los cuales se incorporaron al expediente de la causa penal.

 

(TN)

Aporte Solidario

Tu contribución nos ayuda a seguir construyendo un periodismo distinto de calidad y autogestión.
Contribuir ahora
Comentar esta nota